El Programa Estatal de Reducción de Pobreza Extrema "Supérate" inició la afiliación de nuevas familias que fueron identificadas en condiciones de pobreza extrema multidimensional para incorporarlas a la estrategia y que mejoren su calidad de vida.

 

Karen Monterrosa Alvarado, promotora general de “Supérate”, señaló que a través de la entrega de despensas que implementó el programa por la pandemia de Covid-19, se detectó a familias en condiciones de vulnerabilidad candidatas para formar parte de la estrategia.

 

Monterrosa Alvarado detalló que para la afiliación se ubica el domicilio del nuevo beneficiario, a quien se le informan los siete componentes de "Supérate": apoyo monetario mensual, esquema de aseguramiento de vida y vivienda, capacitación en habilidades productivas, cuenta de ahorro, atención a la primera infancia y acceso a programas estatales y federales.

 

Durante el proceso de afiliación se dan a conocer las corresponsabilidades que adquiere el beneficiario, como cumplir con el 95 por ciento de participación en las capacitaciones, las cuales se brindan en su domicilio, ya que es fundamental para obtener el apoyo.

 

Además, de asistir a los asesoramientos para fortalecer la atención a la primera infancia, donde se abordan temas como la importancia de la estimulación temprana.

 

En su oportunidad, Rosalío Díaz Pérez y Edith Castillo Bravo, de 76 y 40 años de edad respectivamente, originarios del municipio de Cuaxomulco, quienes fueron afiliados en sus domicilios, señalaron que los apoyos que les brindará el programa representan un respaldo importante en beneficio directo a sus familias.